INFORMACIÓN DE LAS SESIONES

 

· Maternidad ·

El embarazo es uno de los momentos más especiales para una mujer y su pareja. Es una etapa llena de sensaciones nuevas, donde empezarás a ver tu tripita crecer y crecer y sientes las primera patadas… todo ese conjunto de instantes mágicos hace que la embarazada transmita un brillo único de esa etapa, que a nosotros nos encanta fotografiar.  A continuación os dejamos toda la información sobre las sesiones.
Estas sesiones se pueden hacer en estudio, en tu casa y en exteriores al atardecer que es lo que más nos gusta, te verás preciosa rodeada de flores en un jardín, bajo la sombra de los árboles en un parque, bajo los rayos anaranjados del sol al atardecer y todo lo que se nos ocurra.
Las fotografías se realizarán en base al estado de la mamá en unos casos serán a los 6, 7 y hasta máximo 8 meses que es cuando más se luce la tripita y no se está excesivamente cansada, no aconsejamos esperar hasta el final del embarazo para realizar las fotografías.
La duración de estas sesiones tienen un máximo de 2 horas, pudiendo cambiar varias veces de vestuario. Nosotros siempre aconsejamos que perdáis la vergüenza y os animéis a haceros algunas fotos de semi desnudo, tapando el pecho con algún top o fular donde se lucirá mucho mejor vuestra tripita.
También existe la posibilidad de hacer un seguimiento fotográfico mensual para ver la evolución completa del embarazo, es un recuerdo muy bonito y original. En este último caso se realizará una sesión más corta en la que se decidirá por una pose y ésta se repetirá mes a mes desde el primer mes hasta que nazca el bebé.

 

· Recién Nacidos ·

Estos pequeñines son los que requieren mas dedicación, sus sesiones son diferentes a las demás porque no podemos limitar el tiempo que dura la sesión, se necesita paciencia y tranquilidad para conseguir las mejores fotos.
El bienestar del recién nacido es lo más importante por lo que hay que hacer tantas paradas como se necesiten (comer, descansar, limpiar etc). La duración apróximada de estas sesiones son unas 4-5 horas por lo que trabajaremos sin prisas.
La sesión se realiza en casa de los padres, en la estancia que tenga más luz natural de la casa y nosotros nos ocuparemos del resto. Creemos que es importante que el bebé esté en su ambiente por que estará más relajado y los papás también al no tener que desplazarse y tener todo lo que pudiera hacerle falta a mano en casa.
Os pediremos una mañana o tarde entera dependiendo de la época en que estemos, sin visitas de familiares, para que estéis tranquilos y se lo transmitáis al pequeño. Tenéis que sentiros cómodos y disfrutar del momento.
Las fotos de estos pequeñines las intentamos hacer cuando estén dormidos, es la única manera de poder manejarlos y ponerles en diferentes posturas por lo que tendréis que tener “preparado” al pequeño cuando llegue el fotógrafo para hacerlo un poco más fácil y empezar cuanto antes con las fotos.
La fecha óptima para hacer estas sesiones coincide con los primeros 15 días de vida (lo ideal es entre los 5 y 10 días), durante este periodo los bebés pasan la mayor parte del tiempo durmiendo gracias al tiempo que han pasado en la tripita de mamá y es fácil volver a colocarles en esas posiciones, enroscados y en posición fetal porque son muy flexibles por lo que no hay de que preocuparse. Cada recién nacido es diferente y cada uno optará por sus determinadas posturas por eso cada sesión es única. Sólo colocamos a los bebés en las posturas que ellos se encuentren más cómodos. (Para más información sobre como tener preparado al bebé ponte en contacto con nosotros)
Pasados los 15 días, los bebés comienzan a estar más despiertos y empiezan a tener mas fuerza y estar más rígidos por lo que es más dificil manejarlos.
A partir de los 15 días ya no hacemos fotos de recién nacido hasta los 8 meses aproximádamente cuando el bebé se mantenga sentado.
Por eso lo ideal si tienes pensamiento de hacer una sesión de recién nacido es reservar cuando aún estés embarazada para poder reservarte la fecha idónea. Normalmente solemos tener todo completo y si nos llamas después de dar a luz seguramente tengamos todo reservado.
Tenemos attrezo disponible para realizar estas fotografías como cestas, gorros, mantas etc.. pero también podemos hacerlas con tus accesorios preferidos, como disponemos de tiempo suficiente se puede cambiar varias veces el decorado y el estilo para el bebé.
Os pedimos que tengáis al peque listo (comido, cambiado, dormido, etc) cuando llegue el fotógrafo para aprovechar al máximo posible el tiempo para disparar las mejores fotos.

 

 

· Bebés ·

En esta etapa se hacen unas fotos muy divertidas. Los peques ya han crecido y gatean, juegan y quedan fotografías muy simpáticas de esos momentos en los que tu peque empieza a conocer el mundo.
La edad para hacer estas fotografías es cuando tu bebé se aguante sentado, entre los 6 u 8 meses. Antes de los 6 meses suelen estar sólo tumbados boca arriba y se ponen más rígidos por lo que no se les puede colocar bien y no salen buenas fotografías, aconsejamos esperar.
Estas sesiones las hacemos en casa de los papás ya que es el ambiente donde los peques están más agusto y donde pueden sacar su verdadera personalidad, también sabemos que es más cómodo para los padres ya que tienen a mano todo lo que les pueda hacer falta.
Al igual que con los recién nacidos las fotografías se realizarán en el espacio de la casa que tenga más luz natural. LLevamos attrezo necesario para la sesión y unos fondos muy bonitos asi es que estaría muy bien contar con bastante espacio para hacer una buena sesión con diferentes poses y estilos. También podeis aprovechar y utilizar vuestros accesorios preferidos.
Estas sesiones suelen tener una duración de 2h máximo. Os pedimos que tengáis al peque listo (comido, cambiado etc) cuando llegue el fotógrafo para aprovechar al máximo posible el tiempo para disparar las mejores fotos.

 

· Niños ·

Consideramos niños a partir de 1 añito porque ya pueden andar y se mueven mucho. En esta etapa haremos las fotografías en exteriores, ya sea un parque, un jardín o si tenéis en casa un patio sería perfecto. La razón de no hacerlas dentro de casa es por el espacio ya que no paran de moverse y por la luz.
Estas sesiones suelen tener una duración de 2h máximo. Os pedimos que tengais al peque listo (comido, cambiado etc) cuando llegue el fotógrafo para aprovechar al máximo posible el tiempo para disparar las mejores fotos. Aprovechando que en exteriores tenemos espacio se podrán hacer fotografías de más de un niño (hasta tres juntos) y las fotografías familiares.
LLevamos attrezo necesario para la sesión pero también podeis aprovechar y utilizar vuestros accesorios preferidos.

 

 

 

Esperamos que esta información haya sido de ayuda, no obstante, si aún tenéis alguna pregunta ¡no dudéis en consultarnos!